PRENSA

EMISIÓN EN MERCADOS INTERNACIONALES VALIDA EL PRESTIGIO DE GRUPO ATLÁNTIDA

“El prestigio que le trae a Inversiones Atlántida es enorme y consolida el rigor al gobierno corporativo al que nos tenemos que ver sometidos en el futuro”

JCA: Un hecho sin precedentes en Honduras, Inversiones Atlántida ha realizado su primera emisión en el mercado Internacional, ¿Me podría comentar como ha sido el proceso para lograr con éxito dicha emisión?

G. Bueso: A los banqueros de inversión les pareció una historia formidable: Tener la posibilidad de que la sociedad tenedora que agrupa el mayor grupo financiero del país, liderado por el banco más antiguo y de mayor prestigio, saliese a los mercados internacionales probando con ello su solidez, solvencia y fortaleza hacían de la emisión de la sociedad tenedora, que posee el 87% de Banco Atlántida y el 100% del resto de sociedades que conforman el grupo, una ocasión única para dar por sentada no sólo nuestra solvencia sino también la solvencia económica de la República de Honduras.

En este proceso nos acompañó Oppenheimer & Co. Inc. con la transacción siendo gestionada con atino por John Tonelli, KPMG en la parte de auditoría y la firma Shearman & Sterling en la parte legal, bien representada por los abogados Stuart Fleischman y Grissel Mercado; y como contraparte el Abogado Walter Bodden, Secretario de la Junta Directiva del Banco, la Vicepresidente de Negocios Internacionales, Ildoira de Bonilla; David Bueso, Vicepresidente de Operaciones y Rafael Núñez, Vicepresidente de Finanzas. El trabajo del equipo, en cuya dirección nos acompañó con su amplia experiencia el Abogado Arturo Medrano, Director del Grupo Financiero, fue invaluable.

JCA: La emisión fue listada exitosamente, ¿Qué tipo de inversionistas han adquirido las Notas? y de ¿Qué regiones del mundo provienen?

G. Bueso: La emisión bajo la modalidad de 144A requiere que todos los inversionistas sean calificados, pero permite que participen inversionistas procedentes de todo el mundo y efectivamente los inversionistas provienen de varias regiones.

La composición de los inversionistas en el momento de la suscripción fue variada, con algunos que manejan carteras desde US $ 300 millones, hasta uno que administra una cartera de más de 5 trillones de dólares. Una de las cosas que nos tomó por sorpresa, fue la rapidez y velocidad con que se movieron las transacciones de compra y venta, por el atractivo provocado por la emisión.

JCA: ¿Por qué razones se ha escogido a la bolsa de Valores de Singapur, en lugar de la bolsa de Nueva York?

G. Bueso: Por razones de pragmatismo; era mucho más ágil, por razones de tiempo, listar la emisión en la Bolsa de Valores de Singapur. Tras la brecha abierta en esta Bolsa de Singapur por el BCIE, emisiones como ésta, con más y más frecuencia, están acudiendo a esta plaza, que se está desarrollando como un mercado de valores de primer orden. Se pensó en Europa porque hay un proceso de transición en la legislación, por lo que resultó mejor, irse por lo seguro en tiempo.

JCA: ¿Cuál ha sido la tasa fijada?

G. Bueso: La tasa fijada fue de 8.25% en términos nominales y 8.5% en términos efectivos, la negociación de la tasa se hace en base a consenso, el banquero de inversión comunica una tasa indicativa, tras lo cual los inversionistas manifiestan su interés. Afortunadamente había suficiente interés por la emisión, por lo que hay que señalar que hubo una sobredemanda significativa, y nosotros fijamos la cantidad límite de US $ 150 millones.

JCA: ¿Cómo utilizarán estos recursos?

G. Bueso: Básicamente, es para propiciar una expansión del Grupo Atlántida a nivel regional: En El Salvador, 75% de AFP Confía, fue adquirido hace algunos meses, también hemos adquirido un puesto de Bolsa, que pertenecía al Grupo Poma y ya tenemos también constituida y con licencia de operaciones una gestora de fondos de inversión; estamos pendientes de que el BCR (Banco Central de Reservas de El Salvador) complete el marco regulatorio para iniciar con los productos propios. También, estamos en proceso de completar la adquisición de un banco pequeño en El Salvador y de comprar una Compañía de seguros.

Al finalizar este proceso, tendremos casi la misma huella financiera en El Salvador, que la que tenemos actualmente, en Honduras.

JCA: ¿Podría contarnos sobre los planes de expansión regional, para el corto plazo?

G. Bueso: Sin entrar en detalles estamos considerando ampliar operaciones a otros países Centroamericanos y de América del Sur.

JCA: ¿Considera que esta primera emisión, refleja la sólida posición que tiene grupo Atlántida? G. Bueso: Ciertamente la validación por parte de los mercados internacionales así lo confirma, La calidad de los inversionistas también así lo remarca. Los primeros inversionistas de esta emisión son fondos de increíble prestigio, que administran mucho dinero, de un perfil muy conservador, algunas son firmas que han estado desde que ha habido bancos, en Estados Unidos.

JCA: A nivel del grupo, la emisión realizada se verá reflejada en los activos, lo cual permitirá una mejor posición en el ranking de grupos financieros, ¿Qué opina al respecto?

G. Bueso: Con esta operación habrá un incremento notorio en los activos del Grupo. Es una competencia a largo plazo y la forma en que va evolucionar la industria financiera va a requerir de una mayor masa crítica, a menos que los bancos se concentren en nichos muy específicos. Vamos a necesitar hacer inversiones fuertes en tecnología y la capacidad de entender las tendencias tecnológicas que definitivamente van a imperar en el mundo.

JCA: Según su criterio ¿En qué beneficia a Honduras esta primera emisión, realizada por Inversiones Atlántida en los mercados internacionales?

G. Bueso: En nuestro caso fuimos beneficiados por la mejora de la calificación de riesgo de Honduras, en un momento oportuno Standard & Poor´s anunció que la actividad macroeconómica de nuestro país recibe el respaldo de la nueva calificación de largo plazo con perspectiva estable. Al ser la primera emisión corporativa del país, le abre la puerta a que los demás grupos económicos hagan lo mismo. Para los grupos financieros no es tan difícil, porque al ser supervisados, nuestra información ya es pública. De cualquier forma, con esta primera emisión privada, se ha plantado una bandera hondureña en el mercado internacional de valores.